Testimonio de María Etelvina de Vega

El llamado que sentí de Jesús fue un día que estaba frente al Santísimo y le pregunté a Jesús si yo podía servir como Ministro Extraordinario de la Eucaristía y servir a los enfermos de la comunidad y él me puso a la persona correcta para hacerlo.

Recibí la invitación a formar parte de Apojema  y me interesé  porque oraban por los sacerdotes,  porque hay sacerdotes que  escuchan y aconsejan pero otros no se les puede ni preguntar y gracias a las hermanas Nani, Mixi y María Julia estoy en el grupo hace 4 años.

Gracias a la Madre por sentir ese llamado de formar grupos en todas las iglesias.

Capilla San Damián.

Book your tickets