Testimonio de Nilka Chen – Grupo David

Hermana Mayra desde que llegó a mi casa con el padre Terencio mi corazón se llenó de alegría y la verdad es que a partir de ese momento Apóstoles de Jesús y María ha sido lo más importantes para mí, nunca me he perdido un retiro y siempre que se acerca el mismo espero con alegría su llegada. Mis compañeras de oración son mis verdaderas hermanas, y  siempre han estado a mi lado en momentos difíciles todo lo ponemos en oración y el Señor  y María han hecho su obra.
Testimonios:

1.  Belén – Panamá,  No recuerdo el año tuve una sanación en el ojo, yo lo tenía muy rojo siempre y con una nata gruesa, y en oración usted pidió bendición para el ojo y yo pensé mentalmente ese es el mío, hoy en día la nata espesa y lo nublado que se ponía desapareció

2.  Mi hija Karen que se había salido de la USMA  y pierde un año, sin yo saberlo, regresa y no sólo termina su carrera sino que me toma dos carreras al mismo tiempo y se gradúa con dos diplomas, hoy en día gracias a Dios es Arquitecta y Sicóloga; pero la tengo en oración ya  que está en espera  el martes de una entrevista de trabajo,  pido ore por ella ya que ella también va a la iglesia ahora y en el Santísimo me cuenta que pasa un momento muy especial.

3.  A través de la oración mi hijo Rafael se graduó de Profesor de Inglés y ya fue trasladado para David.

4.  Nos casamos en el grupo Rafael yo, y  puedo recibir la ostia  el cuerpo de Cristo después de mucho tiempo, es una bendición muy grande.

5.  Soy la  única persona en el colegio que el reloj no lee el dedo para registrar la asistencia y como manejo bus colegial a veces no puedo llegar exactamente a la hora.   Siempre que inicia el año escolar me ponen cuanta cosa en el dedo y  resulta  imposible  registrarlo.  En el colegio siempre me ponen a iniciar la oración.

Estoy muy feliz de pertenecer a este grupo tan especial.

Gracia y  Paz.

Book your tickets